9 razones por las que son beneficiosas las #PrestacionesUniversales

INCIDENCIA

¿Has oído hablar de las prestaciones universales? ¿Sabes lo que son?  

Las políticas o prestaciones universales son aquellas que pretenden llegar a la gran mayoría de la población, sin requisitos para percibirlas o bien con requisitos muy sencillos y fáciles de acreditar. Un ejemplo de prestación universal son las políticas que garantizan el derecho a la salud o a la educación. Por contra, una política o prestación focalizada aborda un problema muy específico, dirigido a un colectivo concreto, como por ejemplo las ayudas para el comedor. 

Desde la Plataforma de Infancia abogamos, en muchas ocasiones, por prestaciones universales, por las ventajas que aportan a la sociedad en su conjunto y, en concreto, a los niños y niñas que se encuentran en una situación de pobreza o exclusión social.  

9 razones por las que son beneficiosas las prestaciones universales

  1. DE FÁCIL ACCESO. La principal ventaja es que eliminan la barrera de acceso que supone la burocracia a la que se enfrentan las personas que quieren solicitarla. Un ejemplo claro es el Ingreso Mínimo Vital. Debido a las barreras y requisitos establecidos, durante los primeros siete meses de aplicación el 75% de las solicitudes fueron rechazadas, y muchas personas potenciales beneficiarias no llegaron a solicitarlo.
  2. MÁS BARATAS. Además, las prestaciones universales reducen los costes de gestión frente a las focalizadas, ya que se evitan muchos de los gastos administrativos que conlleva comprobar que la documentación es adecuada, revisar las solicitudes, atender las reclamaciones, etc.
  3. MÁS INCLUSIVAS Y DURADERAS. Otra de las razones, es que las políticas universales generan menor estigma al no ir dirigidas a colectivos concretos y por tanto mayor legitimación social, y refuerzan el Estado de Bienestar. Además, es más difícil que desaparezcan en el futuro. Se consideran nuevos derechos conquistados.
  4. DERECHOS PARA TODAS LAS PERSONAS. También, las políticas universales evitan que se genere un sistema dual y regresivo en el que existan ayudas a familias en una situación extrema y otras ayudas fiscales diferentes solo para las familias que hacen la declaración de la renta, por ejemplo, dejando fuera a todas las familias en una situación intermedia
  5. PREVIENEN LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL. Además, las prestaciones universales tienen como ventaja la prevención, es decir, apoyan a quienes ya están en situación de pobreza o exclusión social, y además a personas que podrían estar en una situación límite o que en un futuro podrían verse en una situación de exclusión por falta de ingresos.
  6. GARANTIZAN EL CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS. Las políticas o prestaciones universales protegen y garantizan los derechos universales, especialmente los derechos de la infancia. Y, por tanto, se basan en proteger derechos humanos.
  7. PROMUEVEN LA EQUIDAD. Las prestaciones universales no siempre tienen porqué ser tan caras como puede parecer. Muchas de las familias que reciban estas ayudas, que puedan no necesitar, están pagando la misma y muchas más a través de sus impuestos. Además si estas ayudas se configuran a través del sistema fiscal, simplemente se traducen en una mínima recaudación menor en estos casos.
  8. APOYAN DE MANERA UNIVERSAL LOS DERECHOS UNIVERSALES. Los derechos humanos los concebimos de manera universal, por tanto apostar por prestaciones universales es más coherente cuando hablamos de políticas de infancia desde un enfoque de derechos.
  9. CONVIVEN CON LAS AYUDAS FOCALIZADAS. Además en este debate sobre qué opción elegir, hay que recordar que apostar por políticas universales es compatible con aplicar políticas focalizadas. De hecho, muchos países europeos están aplicando políticas universales y  aplican medidas específicas para grupos especialmente vulnerables.

Las políticas o prestaciones universales promueven el bienestar de toda la sociedad, incluso para los que puedan no necesitarla. Un claro ejemplo son las políticas que garantizan la Sanidad o la Educación. Por ello, desde la Plataforma de Infancia abogamos en muchas ocasiones por políticas o prestaciones universales que garanticen los derechos de la infancia, como son las prestaciones universales para la crianza.

Compartir