Seleccionar página

La campaña Prioridad Primera Infancia analiza las necesidades específicas de la infancia con discapacidad, la infancia migrante y refugiada y la infancia gitana

15 Ene, 2024 | INCIDENCIA

Los primeros mil días de vida, desde el nacimiento hasta los 6 años, son cruciales para el desarrollo de los niños y niñas y, sin embargo, la primera infancia sigue sin ser un tema prioritario en la agenda política.  

La campaña Prioridad Primera Infancia, liderada por Eurochild, red europea de la que forma parte la Plataforma de Infancia, e ISSA (International Step by Step Association) pide aumentar la inversión pública y la coordinación de todas las políticas dedicadas a proteger, garantizar y defender los derechos de la primera infancia.  

Actualmente 16 organizaciones de infancia en diferentes países de Unión Europea trabajan de manera conjunta para situar a la primera infancia en el centro de la agenda política a nivel nacional y europeo.  

Durante 2023 se ha trabajado en tres documentos temáticos que analizan la situación de la primera infancia, y proponen recomendaciones adaptadas a las necesidades específicas de este grupo de edad en tres colectivos concretos: infancia con discapacidad, infancia migrante y refugiada e infancia gitana.   

Primera infancia con discapacidad y sus familias  

Cerca de 240 millones de niños y niñas menores de 17 años tienen alguna discapacidad, es decir, 1 de cada 10 niños de todo el mundo. 

Históricamente, los niños y niñas con discapacidad han estado infrarrepresentados en estadísticas y datos, lo que ha provocado que hayan estado invisibilizados y que no se hayan puesto en marcha las medidas necesarias para cubrir sus necesidades. 

La falta de accesibilidad real y efectiva, de calidad de los servicios, de información y profesionales especializados son algunos de los principales retos a los que la infancia con discapacidad y sus familias tienen que hacer frente en su día a día.   

Puedes consultar el documento completo aquí.

Primera infancia migrante y refugiada y sus familias 

En 2022 el 37,2 % de los niños y niñas cuyos padres y/o madres tenían nacionalidad extranjera vivían en riesgo de pobreza. Este es un dato alarmante que indica que la situación debe abordarse de manera urgente. 

La situación de irregularidad de los padres y madres o tutores afecta al acceso de los niños y niñas a derechos esenciales como es la educación. Además, las niñas y niños de origen migrante se enfrentan a más casos de discriminación que otros niños y niñas. 

La situación en la que se encuentran muchos de estos niños y niñas repercute en su desarrollo psicosocial, aumenta la posibilidad de que sufran pobreza, aislamiento social y detención por motivos migratorios. 

Puedes consultar el documento completo aquí.

Primera infancia gitana y sus familias

6 de cada 10 niños y niñas gitanos menores de 3 años no disponen de servicios de educación infantil y atención a la infancia cerca de sus hogares.  

El bajo nivel educativo, las malas condiciones de vida, la falta de atención sanitaria de calidad, la escasez o falta de disponibilidad de servicios de educación y atención a la infancia son algunos de los retos a los que se enfrenta la infancia gitana y sus familias.  

Además, la discriminación y el antigitanismo afectan a todos los aspectos de la vida de los niños y niñas, por ello se debe garantizar la igualdad de condiciones para niños y niñas gitanos más pequeños.  

Puedes consultar el documento completo aquí.

La Plataforma de Infancia trabaja para que todos los niños y niñas tengan acceso a un sistema educativo inclusivo y de calidad, para que se den apoyos a sus familias para una crianza digna, para que tengan acceso a un sistema de atención temprana de efectivo y de calidad, y para que se reduzca la pobreza de la infancia asegurando condiciones de vida dignas desde los primeros años de vida y poniendo el foco en las niñas y niños que viven en situaciones de especial vulnerabilidad

Compartir