Seleccionar página

World Vision inicia la transición hacia una respuesta a largo plazo para Ucrania

NOTICIAS DE LA RED

  • En los tres primeros meses de la crisis de Ucrania, World Vision y sus socios han apoyado a más de 130.000 personas ucranianas desplazadas, estableciendo operaciones humanitarias en cuatro países de la región
  • A medida que la agencia de ayuda internacional cambia su enfoque hacia el apoyo a largo plazo, también dará prioridad al apoyo psicosocial y a los programas educativos para la infancia
  • La ONG también está apoyando al sector agrícola en Ucrania para reforzar la resistencia de la comunidad y contribuir al suministro de alimentos

La respuesta de World Vision a la crisis humanitaria en Ucrania y a las necesidades de los desplazados en los países vecinos tiene como objetivo apoyar a más de medio millón de personas en Ucrania, Rumanía y Moldavia para abril de 2023.

En los tres primeros meses del conflicto, más de 14 millones de personas se han visto desplazadas de sus hogares, incluidos más de 6,5 millones que han huido a países vecinos como Polonia, Rumanía y Moldavia.

Hasta ahora, World Vision ha prestado apoyo a más de 130.000 personas, y se espera que esa cifra se duplique hasta alcanzar las 250.000 a finales de junio, a medida que la ONG pase de la fase de emergencia a la de atención de las necesidades humanitarias prolongadas.

Cuando comenzó el conflicto en Ucrania, la respuesta de emergencia de World Vision se centró en el suministro de alimentos, dinero en efectivo, alojamiento seguro, higiene y servicios de protección de la infancia para los que huían del conflicto. Ahora, a medida que la agencia de ayuda internacional cambia su enfoque hacia el apoyo a largo plazo, también dará prioridad al apoyo psicosocial y a los programas educativos para niños y familias.

El director de Respuesta de World Vision, Hans Bederski, explica: «La crisis en Ucrania no muestra signos de remitir, y estaremos respondiendo a las necesidades humanitarias de las personas refugiadas en la región durante muchos meses, incluso años. A medida que pasamos de la emergencia a una respuesta a más largo plazo, es urgente poner en marcha infraestructuras para proporcionar alojamiento a las familias desplazadas y educación a los niños y niñas que llevan tiempo sin ir a la escuela”.

«Se ha demostrado que solo tres meses de falta de educación repercuten en los resultados de los exámenes de toda la vida hasta en un 11% de los niños y niñas. Esto es especialmente perjudicial para los más pequeños, cuya educación está en una etapa fundacional y fundamental».

Los niños y niñas que se desplazan tienen dificultades para acceder a la educación. Sin embargo, World Vision está ampliando su programación educativa para ayudar a los niños y niñas refugiados a continuar sus estudios, ya sea física o virtualmente. La ONG va a cambiar a un modelo que combina el aprendizaje informal con el acceso a la protección infantil, la salud mental y el apoyo psicosocial para darles la mejor oportunidad de tener éxito en su aprendizaje.

World Vision, en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos, también apoyará a las familias que acogen a personas refugiadas en países como Moldavia y Rumanía con pagos en efectivo para ayudar a cubrir sus gastos domésticos.

La ONG también está apoyando al sector agrícola en Ucrania mediante la distribución de 85.000 paquetes de semillas a 18.000 personas en la provincia de Rivne para reforzar la resistencia de la comunidad y contribuir al suministro de alimentos.

World Vision advirtió recientemente que el desplazamiento puede tener importantes consecuencias a largo plazo en la vida de los niños y niñas y los jóvenes. Hans Bederski continúa diciendo: «Actualmente, más de 3,6 millones de niños y niñas, dos tercios de toda la población infantil de Ucrania, se han visto afectados por el conflicto en curso, enfrentándose a interrupciones sin precedentes en sus vidas y en sus oportunidades futuras. Han tenido que dejar todo lo que conocen: a sus familias, amigos y hogares, y han quedado traumatizados por la violencia de la que han sido testigos».

«Debemos asegurarnos de que no sólo se cubren sus necesidades iniciales, sino que se les apoya a largo plazo y se les da la comodidad de un hogar, la estabilidad de una estructura y la oportunidad de una educación».

Compartir